Exprimidores

Conveniente y práctico, los exprimidores eléctricos te permiten exprimir naranjas y limones mientras minimiza el desperdicio de alimentos. ¿Pero cuál comprar? Aquí podrás encontrar la información que necesitas para realizar una compra perfecta.

Cuando pensamos en un exprimidor, la primera imagen que nos viene a la mente es un pequeño accesorio manual de plástico que nos ayuda a hacer zumo de algunos cítricos.

La mejor colección en exprimidores eléctricos del mercado

En este apartado contamos con todo tipo de exprimidores eléctricos de la máxima calidad y a unos precios irresistibles. Elige uno de estos muchos modelos que te hemos seleccionado con la mejor garantía y funcionalidad.

Características de un exprimidor

Si hasta hace algún tiempo era necesario gastar tiempo y energía para exprimir naranjas, limones o pomelos, gracias al avance de la tecnología hoy en día es posible obtener jugos sabrosos, saludables y abundantes con el mínimo esfuerzo.

Con los exprimidores eléctricos, de hecho, el proceso de exprimido se ha vuelto rápido y casi totalmente automatizado: esto nos permite no sólo optimizar nuestro tiempo, sino también cuidar de nuestra salud de la mejor manera posible, satisfaciendo nuestras necesidades diarias de vitaminas de forma natural.

Exprimidores electricos

Comprando un exprimidor eléctrico puedes hacer fácilmente zumos y jugos con cítricos de temporada y decir adiós a los suplementos vitamínicos, caros y menos naturales que la fruta. Una vez establecida la utilidad de esta herramienta la pregunta es: ¿cómo elegir el exprimidor más adecuado entre todos los modelos del mercado?

Para responder a esta pregunta y ayudarle a comprar el producto adecuado para usted, hemos decidido ofrecerle una guía de compra en la que hemos identificado los 3 factores más importantes a evaluar a la hora de elegir el exprimidor.

Factores más importantes en un exprimidor

Tipos de exprimidores que existen

Puedes elegir entre la versión eléctrica o la manual. Normalmente los eléctricos funcionan simplemente ejerciendo una ligera presión para hacer girar la clavija que extrae el jugo, mejor si es en ambas direcciones.

Los modelos más sofisticados también permiten exprimir la cáscara, que es rica en aceites esenciales y libera el típico sabor amargo y agradable de los cítricos.

Un modelo manual requiere más presión, pero no es un esfuerzo excesivo dada la riqueza de líquidos y la baja resistencia de la pulpa de los cítricos.

Tipos de exprimidores

Su potencia

El primer aspecto a tener en cuenta se refiere a la potencia del aparato: ésta depende tanto de las características estructurales del producto como de la tecnología utilizada para la extracción de los jugos. Por lo tanto, es posible encontrar grandes diferencias entre los distintos modelos.

Los exprimidores eléctricos más sencillos suelen tener una potencia que oscila entre 15 y 30 vatios, mientras que los productos más sofisticados pueden incluso superar los 150 vatios.

La evaluación de este factor depende esencialmente de sus necesidades: si busca un producto que se utilice de vez en cuando para la preparación de pequeñas cantidades de zumo, entonces la alta potencia no será un aspecto decisivo, si por el contrario necesita un exprimidor de uso intensivo que pueda hacer grandes cantidades de zumo, entonces le aconsejamos que se oriente hacia productos más potentes.

Un alto voltaje permite que la máquina no se someta fácilmente a la tensión y asegurará la reducción de los tiempos de preparación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una potencia más alta suele corresponder a un precio más alto.

potencia de los exprimidores

Estructura de este electrodoméstico

Este es otro factor a tener en cuenta. Con este término nos referimos tanto a las dimensiones del producto como al peso, tamaño, volumen y capacidad de la jarra y al diseño del modelo. Este factor también depende casi enteramente de sus necesidades específicas.

La elección entre los productos debe hacerse teniendo en cuenta cuánto espacio puede destinarse a este aparato, en qué superficie tendrá que almacenarlo y qué uso le dará. En general, es posible distinguir dos diseños diferentes: el exprimidor que se desarrolla verticalmente y el que es más ancho que alto.

La primera tipología incluye modelos con diferentes tecnologías que analizaremos específicamente en el siguiente párrafo: aquí es necesario subrayar cómo es posible tener exprimidores verticales de diferentes tamaños que varían según la capacidad total de la garrafa.

Los exprimidores verticales suelen ser más fáciles de almacenar pero menos manejables, aunque este aspecto también depende del tamaño del producto y de los materiales utilizados.

Otros tienen un diseño que recuerda al de un exprimidor manual: estos productos suelen consistir en una base redonda con un cable sobre el que se coloca el recipiente y el cono para exprimir la fruta.

tipología de los exprimidores

Este tipo de producto suele tener una garrafa de menor capacidad pero es más compacto y manejable que un exprimidor vertical.

Por lo tanto, podemos decir que, independientemente de sus preferencias en términos de diseño, siempre debes tener en cuenta la cantidad aproximada de jugo que te gustaría preparar: ajustarse a la capacidad total es definitivamente una manera de elegir un exprimidor que satisfaga sus necesidades.

Practicidad de uso

El cuarto y último factor a tener en cuenta cuando se busca un exprimidor adecuado a sus necesidades se refiere a la practicidad de uso: con este término nos referimos tanto a la facilidad de uso del producto como a la posibilidad de desmontar y limpiar las partes individuales.

En lo que respecta al primer elemento, es esencial comprobar la presencia de algunos elementos estructurales: los exprimidores más prácticos tendrán un cuerpo de máquina compacto, una escala graduada o un indicador de la capacidad máxima de la jarra, patas antideslizantes que permitirán colocar el aparato en diferentes superficies.

También disponen de un práctico compartimento en el que guardar el cable eléctrico después de su uso, a fin de reducir al mínimo las dimensiones totales.

Facilidad de uso de los exprimidores

Todas estas características se pueden encontrar tanto en exprimidores de palanca como en exprimidores rotativos. Aunque su presencia implica un precio ligeramente superior, nuestro consejo es elegir productos que tengan al menos algunas de estas características: de esta forma se asegurará de optimizar la funcionalidad del aparato.

En cuanto a la facilidad de limpieza, los exprimidores de palanca vertical normalmente no pueden ser completamente desmontados y lavados, especialmente los modelos que tienen una boquilla para recoger el jugo directamente en el vaso.

En la mayoría de los exprimidores rotativos, por otra parte, todas las piezas serán extraíbles y lavables, en algunos casos incluso en el lavavajillas.

Sin embargo, por un costo mayor, es posible encontrar en el mercado exprimidores verticales equipados con un pico en el que se pueden desmontar y lavar las partes principales, como se muestra en la foto de abajo.

Nuestro consejo es que te orientes siempre por exprimidores que se puedan limpiar a fondo: dada la gran cantidad de residuos de pulpa es preferible limpiar el producto después de cada uso, sobre todo la parrilla o el colador que actúan como filtro.

De esta forma, se asegurará de trabajar siempre en condiciones higiénicas óptimas y frenará el deterioro del exprimidor, muy a menudo relacionado con la acumulación de residuos orgánicos.

¿Es importante la marca del exprimidor?

Dada la gran cantidad de exprimidores que hay en el mercado, es muy fácil encontrar productos de marcas poco conocidas a precios bastante modestos.

marcas de exprimidores

Sin embargo, cuando se trata de productos de cocina, nuestro consejo es confiar en las marcas líderes del sector: de esta manera, puede estar seguro de comprar exprimidores que combinan eficiencia y calidad de los materiales.

Los fabricantes más conocidos son ciertamente Imetec, Russell Hobbs, Philips, Ariete, De’Longhi, Kenwood, Electrolux y Ariston. Todas las marcas que pueden ser consideradas como los principales actores en el mercado de los electrodomésticos de cocina.

La compra de un producto de una marca conocida también le dará la seguridad de poder contar con un servicio de atención al cliente que puede proporcionarle una asistencia detallada y recibir una garantía que se utilizará en caso de mal funcionamiento del exprimidor.

Ni siquiera hay que subestimar la posibilidad de encontrar fácilmente piezas de repuesto: aunque parezca más barato comprar un producto más barato, hay que tener en cuenta que si no existe una red sólida de asistencia al cliente en caso de fallo de un aparato, se verá obligado a sustituirlo a su costa, lo que aumentará mucho los costos.

Cómo usar un exprimidor de cítricos

El exprimidor de cítricos es un utensilio de cocina bastante extendido, que nos permite no desperdiciar ni una sola gota de nuestros preciosos cítricos.

Generalmente se asocia con el jugo de naranja, para ser bebido en los períodos más fríos porque es rico en vitamina C, pero su uso puede ser valioso durante todo el año, incluso para hacer recetas con aromas y olores cítricos.

cómo se usa un exprimidor

Hacer un buen zumo con los cítricos no es difícil, pero con unos pocos trucos es posible obtener un resultado final aún más satisfactorio. Considerando lo fácil que es preparar esta bebida fresca en casa, vale la pena hacerlo uno mismo, en lugar de comprar productos ya preparados.

Los siguientes son consejos que puedes poner en práctica tanto con el modelo manual como con el eléctrico.

Para una preparación adecuada, corte los cítricos en forma transversal, es mejor cortar una fruta a la vez para evitar el desperdicio.

Coloca la mitad de ella en la típica taza invertida y presiona pero sin usar demasiada fuerza, de lo contrario te arriesgas a aplastar la parte interna de la cáscara, la blanca, lo que le da al sabor una nota amarga no muy agradable.

En general, se deben obtener 150 ml de zumo, que se pueden consumir en su estado natural, sin agua ni edulcorante (evidentemente depende del gusto personal).

Durante el verano, por ejemplo, podrías añadir algunos cubitos de hielo. La decisión de filtrar o no el zumo puede depender también del gusto personal, pero si se tiene la intención de utilizarlo para cócteles o para hacer platos (como los postres) deben eliminarse las partes sólidas.