Robots de cocina

¿Necesitas una mano en la cocina? Los mejores robots de cocina son aparatos realmente útiles que pueden ayudar a preparar comidas deliciosas.

Con el avance de la tecnología en la cocina, incluso los robots, que en su día fueron el coto privado de los electrodomésticos de lujo y la comodidad “elegante”, han empezado a mostrar a solteros, parejas de trabajo y entusiastas de la cocina por igual, por qué y cómo un procesador de alimentos es un valioso complemento para los utensilios del hogar.

Ayudados por la creciente disponibilidad de búsquedas online de recetas, consejos e ideas que se pueden extraer de un vídeo de una preparación particularmente elaborada, pero también por la gran versatilidad típica de los robots alimentarios.

Estos electrodomésticos de cocina tienen ya la reputación de ahorrar tiempo, ser eficientes, poder programar la preparación de ciertas cosas (los modelos “Cooking Machine” pueden cocinar pasta, arroz y otras cosas y también pueden hacerlo con un temporizador programable, para ahorrar tiempo si se está fuera de casa) .

A continuación encuentras el más extenso catálogo en robots de cocina de la mejor calidad y con una excelente relación calidad / precio.

[raptienda asin=’robots de cocina’]

Aspectos a tener en cuenta en un robot de cocina

Para explicar fácilmente lo que es un procesador de alimentos, sólo hay que poner un procesador de alimentos, una licuadora, una batidora y, dependiendo de su gusto, una al lado de la otra. Una vez que pones uno al lado del otro, piensa que puedes combinarlos todos en un solo aparato, y aquí viene el procesador de alimentos.

Con el debido respeto a las tradiciones antiguas, el tiempo disponible para “tratarse bien” culinariamente hablando, debido al trabajo y los compromisos, se ha reducido drásticamente.

Para algunos, esto se traduce en comer comidas preparadas o pre-cocinadas, pero otros paladares más exigentes que quieren pensar en grande, ahorrar dinero y prepararse para más gente, a menudo recurren a las funciones 3 en 1 o más de los procesadores de alimentos.

robots de cocina

Además del ahorro de tiempo, muchos de estos aparatos cronometran con precisión cada operación y utilizan la menor cantidad de energía posible para realizar sus tareas. Esto también se traduce en ahorros financieros y menos estrés tanto en la cartera como en la idea de cocinar.

Algunos entusiastas, incluso, han hecho de las capacidades de los modelos más avanzados, definidos “Procesador de alimentos”, un verdadero “robot cocinero”, con accesorios para comprar y añadir a la base principal, llegando así a poder crear recetas muy complicadas en una autonomía casi completa.

Una de las grandes ventajas del procesador de alimentos, finalmente, es que la limpieza y el mantenimiento requieren muy poco tiempo.

La mayoría de los modelos del mercado están diseñados para minimizar el desperdicio de agua y el tiempo de limpieza y ofrecen sistemas de mantenimiento integrados, capaces de avisar inmediatamente si surge algún problema.

Cómo funcionan

Comprender cómo funciona un procesador de alimentos en su conjunto es bastante sencillo: a una base de trabajo, con diferentes velocidades y modos de funcionamiento, se suele adjuntar un recipiente de varios litros de capacidad, donde se pueden hacer todos los preparativos necesarios.

Según el modelo, también puede conectar otras herramientas a la base principal, cambiar las cuchillas, montar una centrífuga, un exprimidor o transformarlo en un instante.

Todo procede a través de ajustes más o menos elaborados: algunos productos tienden a tener sólo temporizadores y diferentes modos de trabajo, mientras que otros incluso consiguen adaptar la velocidad de funcionamiento según el alimento introducido, o hacer funcionar la batidora y el batidor a diferentes velocidades, incluso dos al mismo tiempo.

Cómo elegir un robot para cocinar

¿Cuáles son todos los factores que hay que tener en cuenta cuando se va a comprar un procesador de alimentos?

A medida que sigas leyendo, encontrarás toda la información básica que necesitas saber para ampliar tus conocimientos sobre estos fantásticos aparatos.

Potencia

El poder que debe tener nuestro procesador de alimentos es uno de los primeros factores a tener en cuenta cuando tenemos que hacer una elección.

Aparte del clásico procesador manual de alimentos que todos tenemos en el armario de la cocina, según el tipo de uso y las funciones que necesitemos, tendremos que optar por un robot más o menos potente.

Los robots multifuncionales 3 en 1, generalmente mezcladora, licuadora y procesadora de alimentos, no requieren de potencias especiales (generalmente alrededor de 250-350 hasta 750W de los modelos más potentes) y nos permiten realizar todas las operaciones necesarias sin problemas.

Potencia de un robot de cocina

Si en cambio queremos algo con características especiales, como la función que permite cocinar la comida directamente en el contenedor del robot, debemos considerar ciertamente una potencia mayor, generalmente de 750W hacia arriba.

En cualquier caso, todos los modelos están equipados con un selector de velocidad que permite establecer la velocidad de ejecución en función de los accesorios y el resultado que se desea obtener.

Dimensiones y forma

El tamaño, la capacidad y la forma del contenedor dependen de nuestras necesidades y del espacio que tenemos disponible. Si tenemos espacio limitado en la cocina es mejor optar por algo compacto y súper funcional.

Al contrario, si tenemos una gran cocina podemos divertirnos con la mayoría de los modelos del mercado, eligiendo el que mejor se adapte a nuestras necesidades y a nuestro estilo.

Desde el punto de vista estético, el mercado ofrece modelos para todos los gustos: compactos o ligeramente más grandes, de color o de acero, modernos o de estilo Vintage, la elección es tan amplia que puede satisfacer a cualquiera. Incluso el tamaño del contenedor debe ser evaluado de acuerdo a nuestras necesidades.

Si solemos cocinar para dos personas podemos considerar modelos equipados con un recipiente con una capacidad de alrededor de 1,5/2 litros; por el contrario, si tenemos una familia numerosa y queremos cocinar risotto y cremas debemos dirigir nuestra elección a recipientes de al menos 4 litros.

Diseño de un robot de cocina

También hay modelos con una capacidad de más de 6 litros y motores que permiten trabajar durante más tiempo sin recalentarse, que también pueden utilizarse en pequeños restaurantes, panaderías y pastelerías.

Características extras y accesorios

Las funciones de los robots varían según el modelo y el uso. Empezando por el procesador de alimentos básico de mano, con un juego de cuchillas de varios tipos, llegamos a los más populares motorizados, los llamados 3 en 1, que vienen con un procesador de alimentos con varios discos, una licuadora y una batidora.

Con este último se pueden realizar la mayoría de las operaciones necesarias en la cocina, como cortar en rodajas, picar, rallar, mezclar, batir, emulsionar y mucho más.

Para los que se dedican principalmente al pan, la pasta y los pasteles hay diferentes modelos: procesadores de alimentos con motores más potentes y con características específicas para este uso, que se venden con diferentes látigos incluidos, gancho, corazón y alambre, que permiten mezclar, batir, mezclar y emulsionar sin esfuerzo, obteniendo cremas y masas perfectas en pocos minutos.

Los robots llamados Máquinas de Cocinar permiten cocinar pasta, arroz, sopas y sopas aterciopeladas directamente dentro del recipiente. Son capaces de saltear, cocinar, mezclar, picar, mezclar, vaporizar, emulsionar y amasar en poco tiempo y de forma independiente.

Entre la gama de procesadores de alimentos más famosos también existe la posibilidad de ampliar la gama de accesorios, yendo a comprarlos según la necesidad ya que también son compatibles con modelos más antiguos.

En este caso, puede darse el gusto: molino de grano, homogeneizador, centrífuga, colador de pasta, exprimidor, machacador de verduras, pelador, cocedor de pasta, etc.

Para todos los modelos, entre los accesorios hay siempre un manual de instrucciones y un libro de recetas que te garantizan la posibilidad de preparar inmediatamente deliciosas recetas que sorprenderán a tu familia y amigos.

Mantenimiento y limpieza

Al elegir un robot para alimentos, no importa cuánto dinero hayamos invertido, debemos tener en cuenta la rapidez de su limpieza. Junto con la facilidad con la que se puede desmontar, puede realmente marcar la diferencia entre un electrodoméstico que se usa regularmente y uno que se guarda en el rincón más alejado del armario de la cocina o que acumula polvo en el almacén.

Como se limpia un robot de cocina de forma sencilla

El mercado viene en nuestra ayuda con procesadores de alimentos que se pueden desmontar en poco tiempo, con accesorios y recipientes que se pueden lavar en un instante o poner en el lavavajillas, de modo que se pueden almacenar rápidamente sin más desorden en espacios dedicados o reutilizar para la siguiente preparación.

Para limpiar el exterior del aparato, basta con pasar un trapo humedecido con un poco de detergente, teniendo cuidado de no mojar las partes eléctricas y mecánicas.

Para el mantenimiento de estos electrodomésticos, a menudo sólo se necesita una limpieza un poco más cuidadosa y una revisión de las partes más desgastables como los engranajes y las cuchillas.

Siguiendo el manual de instrucciones se podrá verificar qué partes se pueden quitar y cuáles no; una vez limpias, se realiza un control general, verificando que no haya roturas e interviniendo en caso necesario con un poco de lubricante.

En caso de sobrecalentamiento o fallo de las partes eléctricas o mecánicas, es necesario llamar al servicio de asistencia.

Por lo tanto, hay muchos factores a tener en cuenta al elegir nuestra ayuda de cocina. Sin duda, la posibilidad de disponer de piezas de recambio, un servicio postventa y la posibilidad de adquirir posteriormente accesorios siempre compatibles son aspectos a tener en cuenta.