Sartenes

Las sartenes juegan un papel crucial en la vida cotidiana. La cocina es muy variada y existen muchas recetas que se pueden preparar y, dependiendo de la comida y el método de cocción, el tipo de sartén que se prefiere cambia.

La forma y los materiales son los factores determinantes. Son los que influyen activamente en la cocina.

En este artículo, hemos reunido lo que creemos que son las mejores sartenes del mercado. Hay sartenes para todos los gustos, desde las de hierro hasta las antiadherentes, desde las sartenes bajas para tortillas o crepes hasta las altas y acampanadas.

La mejor colección de sartenes

Al elegir una buena sartén antiadherente, hay que tener en cuenta la calidad de los materiales utilizados y el revestimiento. Hay muchas ofertas disponibles en el mercado como puedes comprobar a continuación.

Elección de la mejor sartén

Materiales

Cuando se trata de comprar la mejor sartén para sus necesidades, los factores a considerar son muchos, pero el más influyente es sin duda el material, ya que tiene una influencia directa en la cocción y, por lo tanto, en el resultado final.

Sartenes de teflón

Es el revestimiento antiadherente más popular del mercado, a menudo combinado con una base de aluminio. Los modelos de última generación son 100% inofensivos para la salud (libres de PFOA), son aptos para cocinar hasta 260 °C pero requieren cierto cuidado en la limpieza y en el uso de los utensilios de metal.

Sartenes de teflón

El teflón es, por tanto, un material a elegir gracias a su baratura, no tiene desventajas particulares, salvo que no es el más duradero y está recomendado para los amantes de las recetas con poca o ninguna grasa.

Revestimiento cerámico

No hay sartenes de cerámica, pero hay sartenes de aluminio con revestimiento antiadherente de polvo de cerámica blanca. No recomendamos la compra porque el teflón o la piedra garantizan un mejor rendimiento.

Sartenes con recubrimiento de piedra

La mayoría de las sartenes de piedra, como las de cerámica, están hechas de aluminio y recubiertas con PTFE (es decir, Teflón) y partículas minerales. Este es el mejor revestimiento antiadherente del mercado, es más duradero que el teflón solo, pero aún así requiere casi todas las mismas precauciones.

Sartenes de aluminio

Este es un material muy popular en las cocinas profesionales porque se calienta uniformemente, lo que permite una cocción perfecta. También es resistente a las altas temperaturas y es ligero.

El principal problema, sin embargo, es que durante la cocción libera residuos metálicos perjudiciales para la salud. La solución es comprar ollas de aluminio anodizado o con revestimiento antiadherente.

Sartenes De acero inoxidable

De acero inoxidable

Es uno de los mejores materiales para cocinar por inmersión (frituras, sopas, caldos, carnes hervidas, estofados, guisos) gracias a su baja conductividad térmica.

También es muy resistente a los golpes, arañazos y altas temperaturas. Sin embargo, no es antiadherente.

Sartén de hierro

Las cacerolas de hierro son muy robustas y resistentes a las altas temperaturas, asequibles y no dañinas. Son adecuados para freír, asar y saltear. A temperaturas medias-altas también tienen propiedades antiadherentes (no extremas).

El inconveniente es que tienden a oxidarse fácilmente, por lo que requieren un cuidado casi maníaco.

Fabricadas en hierro fundido

Este es un material que es resistente a altas temperaturas y está en su mejor momento al asar la carne, pero también para la cocción lenta a una temperatura constante.

Sus desventajas son su considerable peso, su inadecuación a los alimentos ácidos o salados, es frágil pero requiere la misma atención que el hierro.

Sartenes De cobre estancado

De cobre estancado

Con un exterior de cobre y un interior de estaño, son sin duda las sartenes más caras. El cobre es el mejor conductor de calor del mercado, incluso mejor que el aluminio, y es perfecto para una cocina que requiere la máxima precisión en cuanto a la temperatura (cremas y salsas sobre todo).

No son aptos para altas temperaturas y, como el óxido de cobre es tóxico, deben ser estañados periódicamente. Sin embargo, esto los deja como nuevos, para que puedan durar una eternidad.

Sartenes alu-inox

Estos modelos mezclan las cualidades del aluminio con las del acero inoxidable (3 capas de acero-aluminio-acero). El resultado es una sartén ligera y duradera que se calienta uniformemente.

Sin embargo, no son muy resistentes a la sal gruesa, y en el caso de las placas de inducción, si se eleva la sartén unos pocos milímetros, la inducción no funcionará.

Cómo usar una sartén antiadherente

Para un proceso de cocción que combine el respeto por la comida preparada con la conveniencia de un producto que no deje la comida pegada o quemada en el fondo, tendemos a preferir una sartén antiadherente.

A continuación hemos incluido una serie de consejos en los que el sentido común va de la mano con la facilidad de uso y la claridad.

Comprender qué fuegos son adecuados

No todas las sartenes son válidas para el mismo fuego; especialmente en las cocinas con placas de inducción, es necesario que la sartén tenga especificaciones en el fondo para aprovechar al máximo este método de cocción. Presta atención al símbolo exacto en el fondo de la sartén para evitar sorpresas desagradables.

mangos de las sartenes

Elige sartenes con un mango resistente al calor

La gran mayoría de las sartenes ahora usan un revestimiento resistente al calor en el área del mango. De esta manera se puede trabajar sin riesgo de quemarse, protegiendo la zona de la mejor manera posible y en el momento en que se trabaja frente al fuego, para verter sin problemas el contenido de una cacerola en un plato.

Vierte la cantidad adecuada según la capacidad

Los diferentes tamaños de la sartén están diseñados para acomodar las materias primas básicas, con un tamaño acorde con la cantidad que se va a verter en ella.

El riesgo de desbordamiento está siempre al acecho a la vuelta de la esquina y el hecho de tener el recipiente adecuado para la comida a preparar indica un cuidado y un respeto por las materias primas que va de la mano con una cocina sana.

No utilices objetos metálicos afilados

El revestimiento de la parte superior de la sartén no se lleva bien con los cuchillos, tenedores y cucharones de metal. El riesgo real es que estos objetos pueden arruinar y crear arañazos en la superficie de la sartén, reduciendo en gran medida la zona antiadherente que es una de sus mejores cualidades gracias a la cual se pueden evitar las quemaduras y los materiales pegajosos.

Calor constante para las sartenes

Mantener un calor constante

La posibilidad de mantener la temperatura de los quemadores a raya, así como una cocción uniforme, nos lleva a aconsejarles que no se excedan con el calor bajo la sartén. Mantén un régimen bajo, para una cocción regular y una mejor distribución de la llama.

Presta atención a la zona donde vas a colocar la sartén

Una vez que hayas terminado de cocinar y preparar un plato, es una buena idea colocar la sartén en un lugar bien protegido, asegurándose de que no se raye y de que la superficie no se raspe.

Lava la sartén con cuidado

El lavado de una sartén antiadherente debe hacerse con productos delicados que no ataquen la superficie exterior del objeto, pero que a la larga sean eficaces para limpiar y eliminar los residuos. Es mejor evitar el uso de esponjas metálicas o aquellas con una parte abrasiva particularmente dura.

No dejes la sartén antiadherente en el fuego mucho tiempo

Dejar la sartén antiadherente durante mucho tiempo sin haber vertido nada en ella no es una buena práctica. En esto la alta temperatura arruina, a la larga, la capacidad antiadherente de la misma.

F.A.Q. – Preguntas frecuentes sobre las sartenes

sartenes antiadherentes

¿Cómo se hace la capa antiadherente?

Las sartenes antiadherentes tienen un revestimiento que puede estar hecho de diferentes materiales. Los de aluminio suelen tener PTFE, politetrafluoroetileno, de naturaleza orgánica, que asegura la cocción sin el uso de grasas, como el aceite y la mantequilla.

Por otra parte, debe lavarse sin usar esponjas abrasivas, porque se desprende fácilmente y puede ser perjudicial para la salud humana, especialmente en combinación con el aluminio que se encuentra debajo. Luego están los que tienen un revestimiento con efecto de piedra, que se obtiene a través de la unión de minerales y PTFE, para los cuales es necesario utilizar las mismas precauciones.

¿Son peligrosas las sartenes antiadherentes?

Como se mencionó anteriormente, mucho depende del tipo de revestimiento y del cuidado que se tenga en mantenerlo en condiciones intactas. Este tipo de sartenes, con un recubrimiento como el PTFE, no son del todo seguras si se lavan con elementos abrasivos, que eliminan la capa superficial. De esta manera, de hecho, podrías ingerir una sustancia dañina para el cuerpo.

En cambio, los hechos de materiales naturales tienen la ventaja de no liberar ningún material que pueda afectar a su salud, por lo que pueden ser utilizados con mayor confianza.

Cómo limpiar una sartén antiadherente de la mejor forma

¿Cómo limpiar una sartén antiadherente?

La regla general a seguir es esperar a que el producto se enfríe porque, en algunos casos, el contacto con el agua helada podría provocar el desprendimiento del revestimiento.

Aunque muchos fabricantes afirman que pueden utilizar una esponja para eliminar la suciedad, siempre es mejor no utilizar detergentes agresivos y métodos que puedan provocar la abrasión del elemento antiadherente. Esto es tanto una cuestión de seguridad como para evitar que el producto deje de funcionar como debería.

¿Cuándo hay que comprar una nueva?

Si la superficie está llena de arañazos o notas que el recubrimiento empieza a desprenderse, es la señal de que es hora de cambiar tu sartén antiadherente. Si, además, utilizas este utensilio a diario, es posible que quieras tomarse al menos 2 años como plazo, tras los cuales tu compra deberá ser reemplazada.

Notarás que los alimentos tienden a pegarse al fondo, por lo que verás muchos de sus preparativos arruinados si no toma medidas.

¿Dónde se tira?

Ten cuidado de no confundir la sartén común con la antiadherente: éstas deben llevarse, de hecho, a las zonas ecológicas de tu ciudad, porque sólo allí se puede disponer de un elemento como el aluminio.

Sin embargo, siempre es una buena idea referirse al municipio en el que se vive, que puede tener reglas diferentes según el material que constituya el producto a desechar: comprueba que estás actuando correctamente para salvaguardar el planeta.