Cómo utilizar una caldera de pellets

En el artículo de hoy venimos a ofrecerte una serie de consejos y trucos para aprovechar al máximo tu estufa de pellets que te permitirán reducir el consumo y aumentar su duración en el tiempo. No pierdas detalle!

No descuides la calidad de los pellets

Es bastante fácil comprender cómo la calidad del combustible introducido en la caldera puede afectar la eficiencia y la cantidad de calor generado para el mismo número de pellets quemados.

Existe una serie de normativas comunitarias que, en función de las características de los pellets, han creado tres clases específicas.

llets uso

Me refiero a las clases A1, A2 y B. Para evitar cualquier problema, basta con comprar pellets A1 que solo identifican combustibles de excelente calidad derivados del procesamiento de madera virgen o residuos de madera sin ningún tratamiento químico.

Un pellet de calidad asegura la producción de menos residuos y evita daños a la caldera a largo plazo o en cualquier caso no comprometer el correcto funcionamiento.

En consecuencia, las intervenciones periódicas de mantenimiento realizadas por personal especializado, en lugar de una vez al año como es habitual, también podrían programarse cada dos años.

Por último, tendrá la importante certeza de una ausencia total de resinas o adhesivos químicos que liberen sustancias peligrosas y nocivas durante la combustión.

Verifique la etiqueta del pellet

Dado que la calidad de los pellets afecta significativamente la eficiencia de la caldera, siempre revise la etiqueta con cuidado. Especialmente cuando encuentra ofertas atractivas, es fácil toparse con falsificaciones o al menos con productos deficientes.

La etiqueta recoge las características del pellet indicando datos fundamentales como el tipo de madera utilizada, poder calorífico, cenizas residuales y toda una serie de marcas y certificaciones para garantizar al consumidor.

Entre las certificaciones europeas más importantes, En plus y Pellet Gold son ahora verdaderos puntos de referencia y le garantizan un pellet de alta calidad.

Almacenamiento de pellets

La caldera de pellets requiere el uso de cantidades considerables de combustible, por lo que es aconsejable abastecerse para no quedarse a pie cuando sea necesario.

En este sentido, el período invernal es sin duda el más caro, mientras que durante la primavera y el verano se pueden aprovechar buenas ofertas para la compra de pellets de pretemporada.

Es muy importante que las bolsas se almacenen en un lugar bien ventilado y resguardado, para evitar que la humedad altere las características del combustible.

Puedes comprar la marca más prestigiosa de este mundo y con todas las certificaciones más importantes, sin embargo, si el pellet no está perfectamente seco, se quemará con mayor dificultad, liberando menos energía térmica.

Un consejo útil a este respecto es almacenar las bolsas no directamente en el suelo sino elevadas, quizás apilándolas en un palé. También evite colocar las bolsas en contacto con la pared pero coloque una capa aislante. Una solución práctica son las láminas de poliestireno que te garantizan una protección adecuada contra la humedad.

No descuides su mantenimiento

Para garantizar el correcto funcionamiento de la caldera de pellets, no se puede ignorar un mantenimiento regular y correcto, tanto ordinario como extraordinario.

El primer caso incluye todas aquellas acciones sencillas que periódicamente puedes realizar de forma presencial, mientras que el segundo incluye las intervenciones requeridas por la legislación vigente y recomendadas por el fabricante.

El beneficio más importante del mantenimiento constante es el menor riesgo de mal funcionamiento, siendo la caldera menos propensa a fallar. Otros beneficios indudables son un mejor rendimiento al consumir menos pellet y así obtener una importante reducción de los costes operativos.

Todo ello sin olvidar que una caldera colocada de forma regular tiene una combustión óptima y por tanto produce pocos residuos, deja la chimenea limpia con mejor aspiración y asegura menores emisiones contaminantes.

El margen de intervención no es muy grande y normalmente solo hay que preocuparse de vaciar y limpiar el tanque de recogida de cenizas.

Las modernas calderas de pellets ahora están equipadas con braseros motorizados autolimpiantes que mantienen la cámara de combustión libre de cenizas y residuos.

Sin embargo, te recomiendo que consultes el manual de usuario donde encontrarás información detallada sobre cualquier posible intervención de mantenimiento y limpieza que puedes realizar sin ningún riesgo.

Lea las instrucciones con atención

Una vez instalada una caldera de pellets, requiere una adecuada programación, llenando el depósito cuando sea necesario y vaciando el cajón de cenizas.

Todo puede parecer muy sencillo y probablemente lo sea para quienes ya están acostumbrados a utilizar este tipo de dispositivos.

En caso contrario, la lectura atenta de las instrucciones permite comprender cómo realizar la programación para establecer las franjas horarias de funcionamiento y cómo intervenir para cambiar los parámetros establecidos en el momento de la instalación.

Además, el camino que siguen cada vez más fabricantes es ofrecer conexión Wi-Fi y aplicaciones de gestión remota, por lo que es mejor profundizar en el conocimiento de cada función para explotar todo su potencial.

Nuestros análisis sobre estufas de pellets

Deja un comentario