Deshumidificadores

Los deshumidificadores son ahora aparatos esenciales para cualquier hogar o lugar de trabajo. Además de mejorar tu salud, también pueden prevenir daños graves en tu casa que pueden ser causados por un nivel de humedad demasiado alto.

En este apartado hemos seleccionado los mejores modelos para analizarlos en profundidad y poder ofrecerte la información más exhaustiva sobre ellos. Características, precios, potencia, filtros, sus pros y contras así como un extenso y variado catálogo de deshumidificadores de gran calidad.

La humedad se asocia a menudo con una sensación de humedad en el interior de la habitación. Esta sensación, puede llevar a varios efectos negativos para la salud, incluyendo:

  • Hacer que el aire se sienta pesado
  • Afecta al estado de ánimo de las personas (de forma negativa)
  • Puede causar malestar estomacal
  • Si se combina con altas temperaturas, puede ser peligroso para el
    salud
  • Puede agravar los síntomas de la alergia

La mejor colecciónen deshumidificadores para casa

[raptienda asin=’deshumidificadores’]

¿Qué tipos de deshumidificadores hay en el mercado?

Los deshumidificadores no eléctricos son definitivamente más baratos, además de no emitir ningún sonido. Son de diferentes formas: desde “cajas” que parecen paralelepípedos o cubos hasta bolsas o almohadillas que contienen en su interior sales que pueden atraer y retener el agua que va a deshumidificar el aire.

Estos elementos naturales tienen un rango de efectividad que dura de 2 a 3 meses, pero en teoría varía según el modelo pero especialmente según la cantidad de sales. Por consiguiente, la operación es diferente a la de los aparatos eléctricos, con resultados totalmente diferentes obtenidos.

tipos de deshumidificadores

A este respecto, garantizan una gama de eficacia reducida, mientras que un deshumidificador no eléctrico de tamaño medio es adecuado para habitaciones pequeñas como un baño, un coche o un armario.

Por consiguiente, cuanto más pequeño sea el tamaño, menor será el espacio en el que se pueda utilizar para deshumidificar armarios, roperos o un pequeño armario.

Los deshumidificadores eléctricos, por otra parte, son mucho más eficaces ya que utilizan la electricidad directamente, y también se distinguen por su capacidad potencialmente infinita.

Por consiguiente, un deshumidificador eléctrico debe considerarse una inversión a largo plazo, no sólo porque su vida útil es limitada, sino también porque no requiere la compra de componentes adicionales.

¿Cuál es la velocidad de flujo ideal para un buen deshumidificador?

La tasa de flujo es un factor decisivo en la fase que precede a la compra. Por lo general, se refiere a la acción combinada de ciertas características que luego dan lugar a algún rendimiento específico, como la capacidad de deshumidificación, los metros cuadrados que puede cubrir y su potencia.

Ahora analicemos cada uno de estos aspectos.

capacidad que tienen los deshumidificadores

Capacidad de deshumidificación

Esto indica la capacidad de la máquina para extraer el vapor de agua que se encuentra en el aire con el fin de eliminar esta consistencia líquida, secando así completamente el ambiente. Esta capacidad se expresa en litros de agua.

En el mercado hay modelos que tienen una capacidad de menos de 10l/24 h hasta aparatos que pueden absorber incluso más de 30 l de humedad al día.

Para que quede claro: cuanto mayor sea el nivel de humedad de la habitación, más se necesitará un aparato con una gran capacidad de deshumidificación.

Tamaño de la habitación

Este valor simplemente mide el tamaño del entorno en el que el deshumidificador es capaz de trabajar. Este factor está estrechamente relacionado con la capacidad de deshumidificación de la que hablamos en el párrafo anterior.

En resumen, un poderoso deshumidificador puede cubrir un área más grande. Este parámetro es importante porque elegir un modelo adecuado para una superficie inferior a la real u optar por un deshumidificador demasiado potente que aumente enormemente el consumo de energía innecesario puede ser un autogol.

Potencia y consumo

El rango de potencia de los deshumidificadores varía desde mucho menos de 100 W hasta unos 600 W, donde se espera un funcionamiento continuo sólo en la primera fase de deshumidificación, después de la cual funcionará de forma intermitente.

potencia que tiene un deshumidificador

En este contexto, el valor de la absorción de energía expresado en vatios no es constante, sino que es el pico máximo que el dispositivo puede alcanzar.

¿Qué funciones tiene un deshumidificador?

  • Función de secado de ropa: Es típica de todos los deshumidificadores ya que ayuda a secar la ropa recién lavada.
  • Función para acelerar el proceso de secado: es típica de los deshumidificadores que aprovechan la emisión de aire más caliente para simplificar la operación de secado de la ropa.
  • Función de ionizador: con la emisión de aire con un alto contenido de iones negativos hace que el aire sea más limpio, lo que va a beneficiar a los alérgicos.

Además, un buen deshumidificador también actúa como purificador de aire porque evita la formación de moho y hongos, pero también elimina el polvo y los alérgenos del aire manteniéndolos dentro de un filtro.

Otras funciones existentes son el bloqueo del teclado para evitar cambios accidentales en la configuración, el apagado automático cuando el depósito interno se llena al máximo, así como la posibilidad de seleccionar entre diferentes niveles de velocidad de deshumidificación para adaptarse a diferentes usos.

Qué deshumidificador comprar

El factor de practicidad influye en la elección del deshumidificador a comprar ya que indica su nivel de utilidad al darnos información sobre su facilidad de uso. En esta longitud de onda debemos tener en cuenta algunos criterios de evaluación que tienen que ver con la practicidad.

Mantenimiento

Este pequeño electrodoméstico requiere mantenimiento ya que se utiliza con cierta frecuencia. Por esta razón, debemos asegurarnos de que esta operación sea cómoda, así como fácil e inmediata.

Niveles de ruido de un deshumidificador

Nivel de ruido de un deshumidificador

Los productos más comunes tienen un rango que va desde 36 a 38 decibeles hasta un máximo de unos 50 dB. Los más populares son aquellos modelos que aseguran un nivel de ruido medio tolerable entre 40 y 45 dB.

No existe un deshumidificador totalmente silencioso, aunque algunos modelos de 38 dB aseguran una mínima molestia apenas perceptible. En cualquier caso hay que evaluar este aspecto según el tipo de uso que se quiera hacer.

Por lo tanto, no sólo hay que tener en cuenta la hora del día en la que se utilizará, sino también el lugar donde se colocará.

Sistema de drenaje

Este sistema para deshacerse de toda esa agua de condensación es fundamental para comprender el nivel de practicidad del modelo individual.

A este respecto, hay dos maneras de disponer de esta agua: un tanque de recolección interno y una descarga directa y continua que se puede lograr a través de un tubo dedicado.

Temporizador programable

Los modelos que están equipados con un temporizador programable están entre los más prácticos del mercado, especialmente para aquellos que pasan mucho tiempo fuera de casa.

deshumidificadores con temporizador

El temporizador programable permite establecer uno o más intervalos de tiempo deseados en los que el deshumidificador funciona por sí solo. Este aspecto práctico tiene una implicación económica agradable porque de esta manera se evita el consumo innecesario de energía.

Dimensiones y diseño ideales para un buen deshumidificador

A la hora de elegir un electrodoméstico de ventilación no debemos subestimar factores como el tamaño y el diseño, porque según éstos podemos optar por un modelo que sea cómodo de llevar o porque tenga un estilo que vaya bien con la decoración de nuestro hogar.

El primer aspecto que debemos tener absolutamente en cuenta son las dimensiones generales de la máquina: donde hay que medir la altura y la anchura para ver si hay suficiente espacio para acomodarla, sin olvidar su peso para asegurarse de que se puede mover con cierta facilidad.

En esta longitud de onda debemos entonces comprobar que está equipado con asas que pueden asegurar un buen agarre durante todo el transporte y también con ruedas que facilitan aún más esta operación.

Incluso el aspecto estético influye en la elección del deshumidificador, ya que éste se coloca en la sala de estar o en una oficina expuesta a la vista durante largos períodos. Por esta razón, no subestime el estilo para que se acerque lo más posible al gusto personal.

diseño y acabados de los deshumidificadores

Sus materiales

Todos los modelos del mercado se caracterizan por tener aleaciones similares. En cualquier caso, antes de comprar es necesario comprobar la robustez de los plásticos que, a largo plazo, podrían desgastarse, así como se deben comprobar las ruedas, si las hubiera, que soportan la estructura ya que generalmente tienen que soportar un peso considerable.

En lo que respecta a los deshumidificadores no eléctricos, dado que explotan las propiedades naturales de ciertas sales, es necesario asegurarse de que están compuestos por elementos con un alto poder de absorción de agua, de lo contrario no podríamos beneficiarnos de su acción natural.

Precios de los deshumidificadores

En el mercado hay varios modelos que pertenecen a diferentes rangos de precios. Generalmente se colocan en un rango que va desde los 100€ hasta más de 300, donde un precio más bajo no siempre indica una menor calidad del producto y viceversa, ya que una cifra alta no siempre corresponde a un modelo más valioso.

La diferencia radica en el tipo y las características: los aparatos más baratos corresponden a una menor capacidad de deshumidificación, así como a una menor capacidad en términos de metros cuadrados del entorno.

En cuanto a los deshumidificadores no eléctricos, estos siempre tienen un costo menor que los aparatos porque no funcionan con electricidad.

precios que tienen los deshumidificadores

Por consiguiente, el precio debe concebirse como un indicador del tipo de uso y, en consecuencia, es necesario seleccionar el modelo más adecuado, teniendo siempre en cuenta las propias necesidades.

Cómo elegir un deshumidificador

La compra de un deshumidificador es muy importante por varias razones. La casa es muy húmeda no es ciertamente algo bueno, cristales goteantes, manchas en las paredes, sensación de frío y malestar en general.

Estas y otras condiciones que no vamos a mencionar ahora son una clara señal de que hay mucha humedad en el aire que debe ser combatida de la mejor manera.

Para salvaguardar tu salud es imperativo comprar un deshumidificador, pero la elección no es tan simple. Hay muchos modelos de deshumidificadores que se diversifican según la marca, la capacidad de deshumidificación y mucho más. Echemos un vistazo general a la mejor manera de elegir este aparato vital para que pueda comprar el producto que mejor se adapte a usted.

Cómo elegir el mejor deshumidificador

En diversas circunstancias, para determinar la capacidad que se necesita, se utiliza el metro cuadrado como referencia para la evaluación, lo que generalmente permite acercarse mucho más a la hora de encontrar el deshumidificador que se debe comprar, aunque es una evaluación no realmente correcta si hemos de ser honestos, pero sigue siendo el único método de evaluación que se puede adoptar en la mayoría de los casos.

Para identificar la capacidad que realmente necesita, tendrás que disponer de una herramienta muy investigada como el higrómetro, que le permite calcular en detalle la humedad presente en el interior de la habitación que desea deshumidificar.

Una vez que se conozcan estos datos, se podrá determinar la concentración de agua, que está muy por encima de la cantidad que suele estar presente en un lugar doméstico e identificar, el deshumidificador con capacidad de deshumidificación que debe estar relacionado con esta condición.

El metro cuadrado está mal, porque puede encontrarse en la condición de estar en dos lugares con una superficie idéntica, ya que muchos tienen una concentración de agua no igual. Tal vez tengas un sótano, por ejemplo, o un piso encima de él, la humedad – la concentración de humedad – es completamente diferente.

Haciendo un breve resumen, sin tener a mano herramientas especiales para evaluar el porcentaje de humedad en un lugar, para hacer la mejor elección hay que tener en cuenta seriamente un deshumidificador con una capacidad que sea al menos igual a 10 litros para lograr en el menor tiempo posible pero sobre todo deshumidificar eficazmente una habitación de 30 metros cuadrados, una de 20 por 60 metros cuadrados y así sucesivamente.

como utilizar un deshumidificador

Una vez que hayas comprado el deshumidificador que mejor se adapte a tus necesidades, necesitas saber cómo usarlo, es muy simple. Así es cómo se hace.

Conéctalo a cualquier red eléctrica y ponlo en acción. La humedad extraída se recoge y se dirige a una bandeja situada directamente en el deshumidificador, que una vez llena se quiere vaciar inmediatamente. Al principio será necesario dejar el deshumidificador funcionando el mayor tiempo posible, mejor todo el día, tal vez incluso durante varios días, para permitirle eliminar toda la humedad extra que se ha creado en el ambiente.

Continuando, puedes encenderlo a intervalos regulares para eliminar la humedad creada mientras tanto. Todos los deshumidificadores cuentan con un humidistato, adecuado para establecer el porcentaje de humedad que se desea alcanzar en un lugar determinado, una vez alcanzado éste se detiene la operación para reanudar el trabajo tan pronto como aparezca un pequeño cambio.

Como se ha visto, la elección de un deshumidificador es muy simple.